EEUU denuncia actitud "circense" de Bolivia

Evo sube el tono de su voz

El presidente de Bolivia, Evo Morales, nuevamente se enfrenta a Estados Unidos a través Twitter.

Esta vez reaccionó a la dura crítica de la embajadora norteamericana ante la ONU, Nikki Haley, quien calificó como una actitud “cirsense” la insólita protesta de los representantes altiplánicos y cubanos para callar una intervención de la símil de EE.UU., Kelley E. Currie. 

¿Qué pasó?

El 16 de octubre, Estados Unidos fue el anfitrión de un evento titulado “¿Encarcelado por qué? La continua situación de los presos políticos cubanos” en Naciones Unidas, y era el turno de la representante de Estados Unidos en el Consejo Económico y Social (ECOSOC).

Su intervención se relacionó con el interés de Estados Unidos hacia las violaciones de los Derechos Humanos en la isla producto de detenciones arbitrarias por motivos políticos. Pero cuando se dispuso a hablar, diplomáticos de Bolivia y Cuba comenzaron a golpear sus escritorios con lo que tenían a la mano para hacer ruido en señal de protesta.

“Cuba sí, bloqueo no”, se escuchó en la cámara. Currie pidió retirar de la sala a los protagonistas de la disrupción, pero la manifestación continuó por varios minutos.

Denuncia formal

Por medio de una carta dirigida a al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Gutérrez, la representante norteamericana Nikki Haley denunció que “las delegaciones boliviana y cubana causaron daño a los escritorios golpeándolos para crear un disturbio circense en la cámara”.

Finalmente, pidió “condenar públicamente el pésimo comportamiento y la destrucción de la propiedad de la ONU en los términos más fuertes posibles. Esta conducta fue un asalto a la dignidad, ideales y propósitos fundamentales de la ONU”.

Evo Morales contestó

“EEUU exige condena y sanciones contra las delegaciones de Cuba y Bolivia en la ONU por impedir un acto político anticubano preparado para forzar nuevas sanciones contra la isla. EE.UU., autor del embargo y los peores crímenes contra la humanidad, no tiene moral para pedir compostura”, aseguró el mandatario altiplánico.

Cuba: “Buscan pretextos”

Algunos medios locales catalogaron como un triunfo la manifestación en contra de la instancia que la propia cancillería calificó como “Anticubana”. El Ministerio de Relaciones Exteriores de ese paísapuntó por aquel entonces una “campaña difamatoria” impulsada por Estados Unidos y a una “fabricación de pretextos” para reforzar el bloqueo. 

(CNN)