Conozca los delitos que condenaron a Lula

9 años y 6 meses de cárcel

Nueve años y seis meses de prisión: esa es la condena que recibió este miércoles el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva.

La sentencia del juez federal Sergio Moro se da en el marco del operativo "Lava Jato" (autolavado, en portugués), la gigantesca trama de corrupción que rodeó a la petrolera estatal Petrobras y salpicó a políticos y poderosos empresarios de Brasil.

Esta es la primera condena de Lula, quien fue presidente de Brasil de 2003 a 2010 y todavía es uno de los políticos más populares del país.

El exmandatario, que tiene otras cuatro causas penales pendientes, ahora tiene derecho a apelar la sentencia y no irá a prisión mientras dure este proceso.

Además, como se trata de una sentencia que no es firme hasta que se resuelva la apelación, Lula conserva la posibilidad de concurrir a las próximas elecciones en octubre de 2018.

Lula, de 71 años, siempre negó los cargos y se considera víctima de una caza de brujas.

¿Por qué delitos lo condenaron?

Lula fue condenado a nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

En concreto, el expresidente fue hallado culpable de aceptar sobornos por US$1,1 millones de la constructora OAS, una de las empresas implicadas en el escándalo de Petrobras.

El juez consideró que Lula, como encargado de nombrar a los directores de Petrobras, tenía "un papel relevante en la trama criminal" de lo que en Brasil se conoce como Lava Jato.

Esto es, la red de corrupción por la que grandes empresas del país se pusieron de acuerdo para repartirse los multimillonarios contratos de Petrobras sobornando a políticos y funcionarios de la petrolera.

Image captionEn primera instancia, Lula no irá a prisión a pesar de la condena a 9 años y medios de cárcel.

Según la sentencia de Moro, el de Lula fue "un delito complejo que implicó la práctica de diversos actos en momentos diferentes".

El pago fue destinado a reformar y amueblar un apartamento de tres pisos de lujo (triplex) en la localidad costera de Guarujá, en el estado de Sao Paulo.Si bien el inmueble figura como propiedad de OAS y Lula niega ser el dueño, Moro llegó a la conclusión de que el apartamento era del expresidente.

(BBC Mundo)