La Paz entra al ruedo del Súper Etanol 92

YPFB distribuye en seis surtidores

Comenzó este jueves la venta de la nueva gasolina Súper Etanol 92 en La Paz, combustible que se comercializa en seis estaciones de servicio (EESS).
 
La estatal petrolera estima vender aproximadamente 10.000 litros por día en los surtidores San Pedro, Automóvil Club Calacoto, Rácing Gas, Candelaria, Car Sur y Motoreco.
 
El biocombustible es comercializado a 4.5 Bs/litro, precio que fue definido mediante Resolución Administrativa RAR-ANH-DJ No 0357/2018 emitida por la Agencia Nacional de Hidrocarburos en fecha 29 de octubre de 2018.
 
El lanzamiento del biocombustible se produjo en la ciudad de Santa Cruz el 1 de noviembre de 2018 y la comercialización se realizó gradualmente en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, La Paz y próximamente se venderá en Cochabamba.
 
“A la fecha el volumen de venta en las Estaciones de Servicio de la ciudad de Santa Cruz alcanza a 73.835 litros por día, considerando el ingreso gradual de 19 estaciones de servicio. En Tarija se tiene un promedio de 5.682 litros por día”, detalló el presidente de YPFB, Óscar Barriga Arteaga. 
 
Comparativamente con la Gasolina Súper 91 el número de EESS en el mercado se incrementó incorporándose cinco EESS más en la comercialización de la misma, para el caso de Tarija donde se empezó la comercialización el 9 de noviembre de 2018 se tienen 4 EESS, en Cochabamba y La Paz se han confirmado 5 y 6 EESS respectivamente.
 
La normativa aplicable a la Súper Etanol 92, establece el marco normativo que permita la producción, almacenaje, transporte, comercialización; y mezcla de Aditivos de Origen Vegetal, con la finalidad de sustituir gradualmente la importación de Insumos y Aditivos, y Diésel Oíl, precautelando la seguridad alimentaria y energética.
 
La composición del biocombustible implica el uso de alcohol anhidro obtenido a partir de la caña de azúcar y contribuye a la política de cambio de la matriz energética nacional hacia combustibles más amigables con el medio ambiente.

Este avance se concretó mediante la sinergia consolidada entre el Estado boliviano y el sector agroindustrial, decisión estratégica que brindará importantes beneficios para el país.