Médicos preocupados por compra directa de fármacos

Ven 4 riesgos

El Colegio Médico de Cochabamba y el Sindicato de Ramas Médicas y Afines de La Paz (Sirmes) advirtieron que la rectoría única en el área de salud y el anunciado decreto que autorizaría la compra directa de medicinas a los municipios, traen cuatro peligros  para el sistema de salud.

 

El presidente del Colegio Médico de Cochabamba, Édgar Fernández, explicó que en el caso de la rectoría, los galenos observan el riesgo que se vulneren competencias departamentales y municipales y, segundo, que el Gobierno busca en el fondo centralizar el manejo administrativo para beneficiar a los médicos de su línea política y excluir a los que no comulguen con el oficialismo.

 

Indicó que en la actualidad la rectoría técnica ya es potestad del Ministerio de Salud, pero que en realidad el Gobierno busca controlar la parte laboral con fines políticos.

 

“En realidad el que da las directrices en salud es el Ministerio. Pero el detalle es el siguiente, ellos dan las directrices técnicas, pero ellos quieren dar directrices políticas para poder, aprovechándose del SUS, dominar la parte laboral y restringir los petitorios a los profesionales, y, como dice el convenio, peligrosamente decir que un profesional que trabaja en el SUS puede ser despedido”, aseveró.

 

Dijo que la rectoría única es “muy peligrosa” y que eso demuestra que el SUS es una medida improvisada y electoral.

 

Por otra parte, en el caso de la compra directa de remedios, los galenos advierten que esto podría generar que se pierda la “universalidad” en la compra de medicinas, y que se corra el riesgo de perder la calidad porque cada región buscará el mejor precio.

 

“Lo que puede pasar es que un municipio compre un medicamento y otro municipio puede comprar otro, y si bien hay un instituto del medicamento que ve esto, el decreto podría facultar la compra de medicinas para cada municipio, entonces no va a ser la misma calidad y disposición de medicamentos, eso es peligroso”, explicó el galeno.

 

Por su parte, el dirigente del Sirmes de La Paz, Fernando Romero, aseveró que el riesgo que cada municipio compre medicinas directamente es que, si bien se comprará la misma medicina, el componente genérico puede variar y también la  calidad.

 

“Uno puede comprar a veces el más económico que no siempre es el más seguro. Tenemos casos de pacientes que cuando al dar tratamiento no se ve la mejora del paciente, pero cuando cambiamos los medicamentos a otro costo pero del mismo componente genérico y de una empresa más confiable, entonces recién se ven mejoras en el paciente”, indicó.

 

Fernández, por su parte, dijo que cuando hay compra directa de medicamentos no se ven factores importantes como la calidad, lo que genera un riesgo para la salud.

 

Tomado:  Los Tiempos