¿Un coche “de casa” o uno importado?

Le mostramos las diferencias

Aparentan ser iguales pero en la práctica no lo son. Los vehículos que son traídos por empresas importadoras o concesionarios oficiales son diferentes a los importados directamente desde otros países.

Muchas personas optan por adquirir un vehículo 0KM directamente del país de origen, esto mediante un intermediario; no obstante, lo que no se conoce es que los automóviles son distintos para los mercados donde se venden. El principal argumento es que estos automóviles llegan a ser más económicos, ¿pero son realmente convenientes?.

Una de las principales diferencias está en el apartado mecánico. Por ejemplo, un vehículo para Estados Unidos tiene especificaciones técnicas para funcionar correctamente en la costa y al nivel del mar.

Por otra parte, las suspensiones están diseñadas para trabajar en calles y carreteras en buen estado, por lo que en general tienen un ajuste más duro, como por ejemplo, para Europa.

Factor de durabilidad
Marcelo Fernández, gerente de post-venta de Taiyo Motors, importador oficial de Nissan, indica que por ejemplo, los vehículos de su marca con especificaciones para Latinoamérica cuentan con más puntos de soldadura en el chasis, para “soportar los caminos de Latinoamérica”.

Otra diferencia fundamental es la configuración electrónica del motor, mientras que un automóvil traído por una casa importadora está programado para funcionar correctamente en alturas elevadas, uno con especificaciones para otros países no lo hace correctamente.

Legislaciones

ry3oe

Asimismo, el velocímetro de algunos vehículos indica la velocidad en millas por hora (MPH), cuando en casi todos los mercados latinoamericanos se utiliza la medida de kilómetros por hora (km/h). Esto puede llevar a confusiones al momento de conducir e incluso infringir las normas de velocidad. Incluso, los vehículos que son importados directamente pierden la garantía de fábrica al no ser usados únicamente en el territorio donde fueron comercializados.

Algunas piezas -en particular- como luces o espejos no son iguales y pueden llegar a convertirse en un perjuicio a la hora de sustituirlos.

En algunas marcas, la pintura es menos densa y más frágil para otros mercados que no sean los latinos por la diferencia en la topografía. En muchos casos, los vehículos de importación directa no cuentan con llanta de repuesto, un detalle de seguridad a tomar en cuenta.

Reportaje realizado por Álvaro Peña Suárez.

Contenido relacionado al mundo automotriz en YouTube: Motores Bolivianos.