Baja producción de soya en 2018

Concluye cosecha

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Richard Paz, informó que la cosecha de soya de verano 2017/2018, ha concluido casi en su totalidad, con una producción estimada de 1.991.401 toneladas, que es menor a la producción prevista inicialmente de al menos 2,3 millones de toneladas.

El máximo dirigente del sector oleaginoso expresó que no se pudo llegar a la cantidad de producción proyectada, debido a la disminución de rendimientos, como consecuencia de los factores climáticos adversos, al inicio de la siembra con precipitaciones pluviales excesivas y durante el desarrollo del cultivo un periodo de sequía en algunas zonas de producción.

Si bien se mejoró en el rendimiento del cultivo en este ciclo agrícola, con un promedio de 2.08 t/ha, mientras que el verano anterior, el rendimiento llegó a 1.88 t/ha, aún resulta inferior al promedio histórico de 2,3 t/ha.

“En esta campaña nos quedamos con sabor a poco, porque a mitad del desarrollo del cultivo, se perfilaba con un buen potencial de rendimiento, pero a finales de febrero y sobretodo marzo, comenzó a escasear el agua, habiendo afectado a un buen porcentaje de la soya sembrada en noviembre y primera quincena de diciembre, que se vieron afectados en el llenado de grano, lo que comprometió el rendimiento”, sostuvo el directivo.

Añadió que debido a los problemas climáticos que se presentaron para los cultivos, se lamentó una merma en la producción de aproximadamente 260.000 mil toneladas de soya en la presente campaña de verano, que monetizándolo, significaría que el sector dejó de recibir cerca de 90 millones de dólares.

CAMPAÑA DE INVIERNO 2018

En relación a la campaña de invierno 2018, indicó que la siembra ya ha comenzado desde el mes de abril y ha avanzado de acuerdo a la humedad

disponible en los campos productivos y aprovechando las esporádicas lluvias que hubieron.

Indicó que de acuerdo al informe del Departamento Técnico de su institución, el sorgo tiene un avance de siembra cercano al 90 % de 375 mil hectáreas, el maíz del 91 % de 110 mil hectáreas, la chía del 60 % de 16 mil hectáreas, el trigo del 76 % de 110 mil hectáreas y el girasol el 74 % de 120 mil hectáreas.