Zinedine Zidane renuncia a Real Madrid

Es un hasta luego

Jueves 31 de mayo de 2018. La bomba deportiva del año. 878 días después, Zidane deja de ser entrenador del Real Madrid. Suena a broma pesada de un 28 de diciembre, pero no lo es.

De manera inesperada, incluso para los propios empleados del club blanco, el técnico francés comunicó ayer a la entidad de Concha Espina su adiós. Lo hizo en una conversación privada con Florentino Pérez, que tampoco se imaginaba este auténtico bombazo de Zidane, solo cinco días después de levantar en Kiev la tercera Champions consecutiva.

«Quiero deciros que he tomado la decisión de no seguir en el cargo de entrenador del Real Madrid. Ayer hablé con el presidente para decirle lo que pensaba. Pienso que este equipo para seguir ganando necesita un cambio. Necesita otro discurso, otra metodología de trabajo, y por eso tome la decisión. Quiero mucho a este club y al presidente que me dio la oportunidad de traerme aquí», explicaba el galo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Sentado a su derecha, Florentino escuda a Zidane con gesto muy serio y apesadumbrado, fiel reflejo de lo que siente en este momento el aficionado del Real Madrid. El mandatario, tocado, muy tocado anímicamente, no para de mover las manos, entrelazar sus dedos y mirar hacia un lado u otro con el horizonte perdido: «Para mí ha sido una decisión totalmente inesperada. Es un día triste para mí, para los empleados, para los jugadores y la afición. Le quise siempre como jugador y también como entrenador. Hay que asumir y respetar su decisión. Me causó un gran impacto, me hubiera gustado convencerle, pero se como es y solo me queda decirle que esta es será su casa para siempre.

Florentino reconoció que no estaba preparado para una noticia como esta y recordó el día que fue a su casa para proponerle como nuevo entrenador del Madrid: «Me dijo que estaba convencido de triunfar. Quiero agradecerle su entrega, la pasión, el cariño, y su comportamiento. Ha sido ejemplar y acorde a los valores del Real Madrid. Solo quiero decirle que esto es un hasta pronto y si necesita un descanso se lo voy a dar», detallaba el presidente.

Zidane entiende que en el club haya gente que piense que no toma la decisión adecuada, pero cree que es lo mejor para todos, no solo para él: «Hay momentos duros, complicados a lo largo de la temporada y este club necesita un cambio. Creo que es la decisión adecuada. Yo voy a estar cerca de este club siempre, pero aquí la exigencia es muy alta. Cuando yo decía que iba a pelear día a día por seguir aquí a lo mejor no es lo que pensaba».

El francés confesó que no tiene intención de entrenar a ningún otro equipo la próxima temporada y que ganar la tercera Championsconsecutiva fue el motivo final para decidir su adiós: «No voy a hablar de la renovación de esta plantilla porque esta plantilla es muy válida y lo ha demostrado de sobra. Es un desgaste natural. No es que esté cansado de entrenar. No estoy convencido de seguir ganando la próxima temporada, y yo soy un ganador. Por eso tomo la decisión»

Zidane, visiblemente emocionado, confesó que sus dos mejores momentos en el Real Madrid han sido cuando el presidente fue a ficharle, en 2011 y cuando ganó la Liga como entrenador. El peor, la eliminación de Copa de esta temporada ante el Leganés.

(ABC)